Saltar al contenido

Tres claves para ganar cualquier negociación

julio 12, 2017
Tres claves para ganar cualquier negociacion

3 claves para ganar cualquier negociacion

A la gran mayoría de las personas no les gusta negociar, especialmente cuando se trata de nuestros salarios o el precio de la casa. Pero hay dos cosas que debes saber acerca de negociar: Es muy incómodo negociar pero puede valer mucho dinero. Si comienzas un nuevo trabajo y negocias tu salario 2,000 € más alto de la oferta inicial, acabas de establecer una nueva línea de base para tus ingresos. Tienes que aprender a negociar correctamente.

Esto pasa con todo, si negocias tipos de interés más bajos en tus tarjetas de crédito, la factura de internet más barata, un pago del automóvil menor, etc. Todo gira en torno a tres parámetros antes de entrar en una negociación.

Primero

Averiguar lo que quieres. Esto se llama punto de aspiración. Puede ser cualquier cosa que quieras, siempre y cuando sea específico y medible. Por ejemplo, si querías un aumento de sueldo, no dirías: “Quiero más dinero”, sino: “Quiero ganar 4,000 € más anualmente.” Tu punto de aspiración debe seguir dos reglas: Que seas ambicioso. Nunca te vendas a bajo precio. Si piensas que tienes una posibilidad real de obtener un aumento de 4,000 euros, entonces haz tu punto de aspiración en 8.000 €. Hazlo realista.

Si tu punto de aspiración es DEMASIADO alto (Ejemplo: exijo un aumento de 60 mil euros por año”), perderás toda credibilidad en la negociación. Haz un poco de investigación sobre la futura negociación, asegúrate de que tu punto de aspiración es ambicioso, pero no absurdo.

Segundo

Averigua lo mínimo que está dispuesto a aceptar. Esto se llama punto de reserva, y es el peor escenario que estarías dispuesto pero “serías feliz con él”. Ejemplo: tu punto de reserva es de 1000 € euros al año. Tú pides 8.000 €, aunque estás esperando 4.000 €, pero joder, tu tomarías 1.000 si presiona muchísimo. Si después de una discusión muy larga, tu jefe dice: “Lo siento muchacho, eres un empleado increíble, pero lo mejor que puedo hacer por ti es 1,500 € …” entonces tómalo. Cualquier oferta que este entre tu punto de aspiración y tu punto de reserva es ganar la negociación. Entonces, ¿cómo saber si has establecido un buen punto de reserva? Fácil. Solo hay una regla: Tiene que ser mejor que tu MAAN. ¿Qué es un MAAN? Ver el paso 3

Como-negociar-correctamente

Tres claves para ganar cualquier negociación

Tercero

Averiguar lo que vas a hacer si la negociación no funciona. Esta es tu MAAN – Mejor Alternativa a un Acuerdo Negociado. Y es tu fuente de poder en cada negociación. Esto es muy serio, nunca entres en una negociación sin un MAAN. Si lo haces, perderás. Cogiendo como ejemplo nuestro escenario de aumento de salario, tu MAAN podría ser otra oferta de trabajo. “Acabo de recibir una oferta para trabajar en el centro de la ciudad, por 1.000 euros más al año, y si no puedo llegar a un acuerdo con mi actual jefe, voy a aceptar la oferta”.

Sin embargo, si estás buscando bajar el precio del seguro del auto, tu MAAN no será tan drástico: “Voy a encontrar otra compañía de seguros que me cobra menos dinero”. Es sólo un Plan B. Eso es todo. Pero un buen MAAN necesita ser dos cosas: Honesto y realista. Un MAAN es tu Plan B. Tiene que ser una opción realista para ti. Peor que tu punto de reserva. Si tu MAAN es mejor que tu punto de reserva, entonces necesitas aumentar tu punto de reserva.

Los pasos 1, 2 y 3 te ayudan a establecer lo que vas a comprometer y lo que no comprometerás. Una vez que tienes eso pensado, vas a negociar con la otra parte hasta que te ofrezcan un reparto que sea mejor que tu punto de la reserva. Si ese punto nunca llega, entonces ve a por tu MAAN y aléjate de la mesa. Hay algunos puntos clave a tener en cuenta durante la negociación. Está bien compartir tu punto de aspiración. Siéntete libre de decirle a la otra parte lo que quieres. Si no saben cuáles son tus metas, entonces les será más difícil para ellos comprometerse.

Tu MAAN no debes decírselo a la otra parte, pero puedes decir: “Escucha, quiero que esto funcione para los dos, pero estoy preparado para hacer X, Y o Z si no podemos alcanzar un acuerdo.” Nunca, jamás, nunca, jamás, jamás, digas tu punto de reserva. Si ellos descubren el peor acuerdo que estás dispuesto a aceptar. ¿Adivinas qué? te van a hacer esa oferta. ¿Y adivina qué? Vas a aceptarlo, porque acabas de perder toda tu influencia. Si tu puedes adivinar el punto de reserva de la otra parte, has ganado. Adivinar correctamente el punto de reserva de la otra parte es un botón automático de YO GANO la negociación.

Esperamos que todo esto te sirva para tu próxima negociación y que compartas el artículo con quien pueda interesarle.

Fuente: reddit

(Visited 46 times, 1 visits today)
Leer entrada anterior
que es un gamer
¿Qué es un Gamer?

¿Qué es un gamer? Esa palabra que viene del inglés significa jugador y Leer más

Cerrar